Urología

¿Qué es la urología?


La urología es una especialidad médico-quirúrgica que estudia, diagnostica y trata enfermedades que afectan las vías urinarias y el aparato reproductor masculino. Todo hombre debe acudir a una consulta médica con el urólogo al menos una vez al año, sobre todo a partir de los 40 años como una medida de prevención y control para detectar a tiempo ciertas enfermedades.

Algunas de las enfermedades que atiende el urólogo son:


  • Infertilidad.

  • Disfunción eréctil.

  • Infecciones urinarias.

  • Problemas de la próstata.

  • Enfermedades de transmisión sexual.

¡Prevenir salva vidas!

Las visitas al urólogo son necesarias para tener una adecuada valoración médica y cuidar de tu salud

Te ofrecemos


Calidad

Tecnología

Trato humano

Personal capacitado

En el Hospital Galenia contamos con la especialidad de urología, para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del aparato urinario de ambos sexos, y enfermedades del aparato genital masculino.

Los tumores, ya sean benignos o cancerosos, son las principales enfermedades urológicas.

El crecimiento de un tumor debe revisarse con un especialista, a pesar de que suelen originarse en un tejido en específico pueden afectar a otros.

Los tumores benignos suelen presentar en la uretra masculina y femenina; el cáncer de próstata suele ser el tumor canceroso más frecuente.

Cuando experimentas dolor o molestias al orinar puede tratarse de una infección urinaria.

La infección del tracto urinario suele ser bacteriana, cuando afecta el riñón y la pelvis renal se denomina pielonefritis, si implica a la vejiga es cistitis, cuando afecta a la uretra es uretritis, cuando afecta a la próstata se llama prostatitis.

Las infecciones urinarias son más comunes en mujeres que en hombres, pero ambos deben acudir con un médico especialistas si presentas molestias, por lo regular son tratados con antibióticos.

La disfunción eréctil impide poder tener o mantener una erección el tiempo suficiente para tener relaciones sexuales.

Los síntomas más comunes son no poder tener alguna erección, o tener una erección en ocasiones sin tener relaciones sexuales.

La disfunción eréctil puede tratarse a cualquier edad, pero existen más probabilidades de padecerlo a medida que se envejece.

Los médicos urólogos son quienes pueden tratar este padecimiento, además de que son expertos en hablar con las personas sobre otros tipos de problemas sexuales.