Enfermedades de la columna vertebral

Urólogos en Cancún
Mitos del examen de tacto rectal
17/12/2018
Resonancia magnética en Cancún
¿Qué se diagnóstica con una resonancia magnética de abdomen?
14/03/2019
Show all

Enfermedades de la columna vertebral

Traumatólogos en Cancún

Traumatólogos en Cancún

Cada día los movimientos del cuerpo pueden ocasionar un desgaste diario, y si se realizan deportes o actividades físicas excesivas se pueden provocar lesiones que generen problemas en la columna.

Cualquier persona puede ser propensa a padecer de algún problema en la columna en cualquier momento.

Clasificación de las enfermedades más comunes de la columna

  • Congénitas.

La escoliosis congénita es una desviación lateral de la columna vertebral desarrollado por malformaciones de las vértebras durante el desarrollo del cuerpo, pueden reconocerse en el nacimiento o un tiempo después.

  • Traumáticas.

Un accidente puede provocar diferentes tipos de lesiones de la columna, y dependiendo de la magnitud pueden provocar daños neurológicos.

La fractura y luxación de la columna suelen ser las más comunes.

  • Degenerativas.

Conforme una persona va envejeciendo es más común que presente enfermedades degenerativas en la columna y otras partes del cuerpo.

La osteoporosis y artritis son enfermedades degenerativas que afectan a las personas cuando envejecen.

La mayoría de los dolores de espalda pueden mejorar o desaparecer por sí solos entre 1 o 4 semanas, pero es necesario visitar a un especialista para tener las mejores atenciones.

Desde el primer momento en que se presente una molestia o leve dolor en la espalda es importante acudir con un traumatólogo para que pueda realizar un diagnóstico adecuado sobre la causa del dolor y brindar el mejor tratamiento.

Los tratamientos pueden depender de factores como:

  • Ubicación, tipo y gravedad de la lesión.
  • Edad, estado de salud y actividades diarias.

Siempre y cuando se presente un dolor muy agudo, el médico especialista podrá recetar fármacos que alivien el dolor. Entre ellos destacan:

  • Analgésicos: El fármaco funciona disminuyendo o suprimiendo el dolor cuando está en su fase más aguda, pero no es recomendable tomar dosis altas frecuentemente.
  • Relajantes musculares: Cuando existen contracturas se recetan fármacos para paralizar las señales nerviosas, se recomienda tomarlos antes de dormir por los efectos de somnolencia que pueden provocar.
  • Antiinflamatorios: Generan que las prostaglandinas controlen diversos procesos de curación del cuerpo para tratar de aliviar el dolor.

> Te puede interesar leer la entrada: Turismo médico, cirugía de columna.

Hospital Galenia, líder en turismo médico